SILVIA: de profesión médico, de vocación famosa. Me encanta comprar cosas bonitas ♥ Adoro la música y el cine. Siempre estoy a dieta y SIEMPRE FALLO. Lo que lees es lo que ocurre cuando no estudias periodismo.


sábado, 21 de febrero de 2015

GARDEN STATE


Hemos despedido al 2014 y ni siquiera me he dado cuenta de que ha sido el año en el que Garden State ha cumplido 10 años. MAL.



Garden State es mi película favorita. De largo. De hecho podríamos decir que si en algún hipotético momento de mi miserable existencia algún guión saliese de mi mente... esa película sería Garden State. 

Recuerdo perfectamente rebuscar de forma aleatoria entre mis fotogramas y cinemanías algo con lo que entretenerme en una calurosa tarde de verano encerrada en casa (momento patrocinado por anatomía II). Y recuerdo que lo me llamó la atención para leer la reseña fue -como siempre- el cartel. Igual Natalie Portman también ayudó un poco. Quizá el simbolito de Sundance tuvo algo que ver.

Así que, sin darme apenas cuenta, me vi poseída por una fuerza superior que me transportó del Netter al ordenador mientras se descargaba Algo en común, que es el absurdo nombre que decidieron ponerle en España. En condiciones normales Silvia jamás vería una película con ese titulillo comedia romántica-like. Ni siquiera la Silvia de 19 años... especialmente NO la Silvia de 19 años.





Y es que desde el primer minuto supe que sería la película de mi vida. Y lo sigue siendo. Dame un Zach Braff, botes de Zoloft®, una cafrada automovilística y Don't Panic Y ESTOY VENDIDA.

Y justamente recordando el 10 aniversario de Garden State me he dado cuenta, por primera vez, de que me encuentro en el rango de edad de los protagonistas. Y es que me parece una obra clave para entender el vacío existencial de los late twenties: no encajas con los veinteañeros ni los treitañeros, continúas sin oficio ni beneficio mientras cada día ves como se va marchitando TU rosa mientras miras de reojo a los 30s. Ya te has acostumbrado a que en tu casa todos los 24D se conviertan en el día oficial del «a ver cuando nos presentas un novio/a». Si Reality Bites fue la película de la Generación X, permitidme que Garden State sea la voz de los Millennials. 
(Y no soy la única que lo piensa).


Adiós 20s... ¡fue bonito mientras duró!


Pero hay más razones para amar Garden State... ¿Hay algo más encantador que la cara de Natalie Portman mientras Andrew escucha The Shins? Son varias las escenas de esta película que me han hecho dudar de mi heterosexualidad. Y eso que Zach me gusta mucho mucho.










Zach Braff no se queda atrás en adorabilidad, pese a pasarse medio largometraje en sudadera lo cual no hace sino recordarte que sólo te quedan dos años para vestir sudadera con capucha.
 



Tiempo muerto. Pero... ¿Qué pasa con Bradley Cooper luciendo hoodie en Silver Linnings Playbook? ¿Violador, creepy, porn-addict? ¿Y si aceptamos pulpo como animal de compañía?. 



Anyway, yo he venido aquí para hablar de mi libro Zach Braff: actor, director, guionista, productor, obsesivo-compulsivo y chico-para-todo de Garden State, la cual rodó en tan sólo 25 días y con un presupuesto de 2,5 millones de dólares. En sus propias palabras «el guión fue un modo de expresar lo que sentía: soledad, aislamiento y nostalgia de un lugar que ni siquiera existía».




Garden State se articula en torno a la teoría de Zach de «your body goes through puberty in its teens, and the mind goes through puberty in your twenties» y creo que no va desencaminado. De algún modo habla de cómo tu mente se empieza a dar cuenta de lo que realmente quieres y que es hora de pasar a la acción... ¿Así que vivir era esto?.


Y podríamos decir que si Garden State es la película, You're The Worst es LA SERIE



Catalogada como una de las mejores series de 2014, You're the worst no nos aporta nada a nosotros que nacimos en los 80 y ya lo hemos visto todo: chico conoce chica, chico se hace el duro, chica se lo hace MÁS. El caso es que toda la trama esta narrada de una forma totalmente fresca y sin pretensiones que recuerda, por momentos, a las primeras temporadas de How I Met Your Mother o Friends, pero con momentos hipstéricos que parecen sacados de Portlandia o Flight Of The Conchords. Aunque realmente lo que de verdad me gusta de la serie -a parte del acento brit de protagonista- es que es totalmente ZachBraffiana 

 Gretchen confirma mis sospechas


Y es que lo tiene todo: personajes freaks, trillones de referencias a la cultura pop de los 00s, escenas surrealistas que parecen sacadas de Garden State y una banda sonora repleta de TEMAZOS de bandas como Wildcat! Wildcat! o Neighbors.


 Ya tardaba en poneros musicote

 
Y volviendo a Garden State... ¿Sabéis que su banda sonora ganó un Grammy no? Coldplay, Zero 7, Simon & Garfunkel, Iron & Wine, The Shins, Nick Drake... básicamente todo lo que Silvia podría meter en su banda sonora de ensueño.




Y, por si no lo sabéis, You're The Worst vuelve en 2015 con una segunda temporada de 14 capítulos... ¡lástima que sea una de esas series de las que nunca te hablaran en la calle!.



sábado, 31 de enero de 2015

Inspirations 01/15

Natacha Steven

Tutti Márquez

Eat Sleep Wear 

Lovely Pepa

Oracle Fox Blog
The Blonde Salad

The Fashion Fruit 

Collage Vintage

Song Of Style

Oracle Fox Blog

Amlul

Color Me Nana

Eat Sleep Wear

 Atlantic Pacific

Style Scrapbook

jueves, 8 de enero de 2015

5 COMPRAS DE REBAJAS (FW 14-15)



#5:ABRIGO MASCULINO


¿Hay una compra invernal que nos guste más que un abrigo?

Yo me he cogido este modelo de Pull & Bear por 39,99€





#4:PANTALÓN BOYFRIEND

Está claro que no son aptos para todo el mundo, pero yo lo seguiré intentando una y otra vez. 
El high-waisted y los rotos suman puntos. 
Always 'arremangaos' please.

Este modelo de Zara cuesta 19,99€


 


#3:CAMISA DE CUADROS


Nos podran quitar la barba pero nunca... ¡la camisa de leñador!

Este modelito de Pull & Bear lo encuentras por 9,99€ 






#2: UNAS ZAPATILLAS BLANCAS


Adidas Stan Smith o Nike Air Force 1 son una buena opción. 

En su versión lowcost me quedo con este modelo de Bershka por 19,99€
 

 


#1:PONCHO-MANTA

Te da un rollo étnico y te mantiene calentita... ¿Quién quiere más? 

El mío es de Springfield y ahora sólo vale 19,99€




lunes, 5 de enero de 2015

2015: el año de las chicas inteligentes


Recientemente cayó en mis manos un artículo de Smoda que versa sobre mis siempre adorados Tom Hiddleston y Benedict Cumberbatch. Como ya sabéis, soy una yonki de lo british y de todo lo que tiene que ver con el siglo XIX, así que ambos me resultan de todo menos ajenos. A Tom lo conocí en el fantástico Return to Cranford, allá por 2009 y me conquistó de inmediato con su sonrisa adorable y su pelazo rizo Chrismartiniano. A Benedict ya ni me acuerdo cuando lo vi por primera vez, pero jamás podré desvincular su imagen del abnegado Christopher Tietjens de Parade's end

Yo soy más de Tom.




Pero lo que realmente captó mi atención de dicho artículo fue la etiqueta de «sex symbols de mujeres que piensan». Nunca lo había pensado. Y de inmediato recordé sobre lo que había estado leyendo la noche anterior...


Y es que las mujeres inteligentes no se casan. O se casan menos. 

Por fin los estudios se hacen eco de la realidad social en la que todavía vivimos: los claros beneficiados de un matrimonio son los hombres. Desde tiempos inmemoriales se nos ha engañado con cuentos de hadas, películas de Disney y vestidos de boda... pero realmente ¿Quién lleva a cuestas el peso de un hogar? ¿Quién necesita una figura femenina que le diga lo que debe hacer? (Quiero pensar que esto está dejando de ser así y que, por lo menos, el Hiddleston se compra él solito las camisas). Y ya no hablemos de familia e hijos... Sólo hace falta mirar a nuestro alrededor y contar el número de solteros frente al número de solteras que conocemos. Pues eso.

Al hilo de todo lo anterior, Huffington Post se hizo eco en noviembre de 2013 de un estudio realizado por científicos holandeses que demuestró que a mayor enamoramiento, menor control cognitivo. Como resultado los sujetos mostraron más problemas para focalizar y concentrarse en una serie de tares que exigían atención. Lo que queda menos claro de todo este asunto es si fue antes el huevo o la gallina... ergo ¿Enamorarse reduce las capacidades cognitivas o son las personas con menos control cognitivo las más enamoradizas?. Yo me inclino por esto último.

Por si fuese poco, Satoshi Kanazawa ha concluído que a mayor cociente intelectual, menor número de hijos. Según sus estudios, el instinto maternal desciende un 25% por cada punto extra de C.I. Considerando que la naturaleza me ha dotado del instinto maternal de una ameba, debo de ser un ser de inteligencia superior (risa maléfica).

Esta entrada fue escrita en julio de 2014 y siempre tuve serias dudas en cuanto a su publicación en este blog. Pero si lo hago ahora es porque realmente contiene reflexiones trascendentales del Silvismo que todos necesitáis conocer (y porque me llevó tiempo escribirla, que carallo).

Y como diría Benedict:  I meant no offence.

domingo, 28 de septiembre de 2014

INSPIRATIONS 09/14


Adoro septiembre... Empieza el otoño. La vuelta al cole. Las semanas de la moda. Las ciudades vuelven a su ebullición mientras asoman los últimos de rayos de sol en playas semidesiertas. 
Os dejo con una colección de tendencias que me han inspirado este mes.

Love september... The Fall begins. Back to school. Fashion weeks. The Cities return to activity while the last sun rays shine in desert beaches. 
I've picked some inspirational pics of trends I found this month.

 Natalie Off Duty

  Natalie Off Duty con plumas en Times Square

 My Peep Toes con biker de flecos
 
Gossip Made Me Famous


Bimba & Lola Online Shop meets Edward Scissorhands

Alexa Chung con mono de Opening Ceremony


 
Oracle Fox

 
My Peep Toes va a la VFNO


The Fashion Fruit 

 Definitivamente amamos a Paula Ordovás


 Gala González en plan casual durante el rodaje de algo parisino


 Spotted: rosas en la MFW



Nuevo descubrimiento: Treinta de Febrero


Poète FW14



Zadig & Voltaire por Terry Richardson


Maison Scotch

Cupcakes and Cashemere con mono de Paul & Joe

Cara Delenvigne con vestidazo de Topshop